5. Si piensas que es imposible, lo es... para ti.

“Una barrera tanto psicológica como física, como una montaña inconquistable; cuanto más cerca estabas, más infranqueable parecía”

-John Bryant


Era la mañana del 6 de mayo de 1954, y estaba a punto de ocurrir lo “imposible”. Sir Roger Bannister, estudiante de medicina de la ciudad de Oxford, se había preparado durante meses para este momento. No solo se trataba de algo físico, se trataba de algo mental, que por más de 100 años no se había podido lograr, de esta manera creando el mito.


"Nuestras creencias definen nuestras acciones, definen lo que somos"

El mito comenzó más de 100 años antes con la primera marca que se tiene de la carrera de la milla. Charles Westhall, corredor profesional, registró la primera marca no oficial en Londres con un tiempo de 4.28 minutos en 1852.


Pasaron cientos de corredores, pasaron los años, y la barrera de los 4 minutos no se podía romper. Se afirmaba que era imposible. Decían que el cuerpo humano no era capaz de correr más rápido y que colapsaría con la presión muriendo en ese instante.


"imposible tan sólo es la excusa para aquellas personas que no están dispuestas a intentarlo"

Las creencias se dispersaban por todo el mundo como un virus contagiando a cada uno de los atletas. Este

“virus” limitaba su desempeño físico al hacerlos pensar que podrían morir al intentarlo, hacerlos creer que en verdad era imposible lograrlo. Hasta que llego Sir Bannister.


Nunca sabremos la diferencia de Sir Roger Bannister. Quizá era muy joven para poder creer que no se podía correr una milla en menos de 4 minutos. Quizá traía un chip distinto a todos los demás. Pero el 6 de mayo de 1954, rompió el mito.

Con tan solo 25 años le demostró al mundo que imposible tan solo es una palabra.


Que imposible lo es todo hasta que alguien demuestra que no lo era.


Que imposible tan sólo es la excusa para aquellas personas que no están dispuestas a intentarlo.


Bannister logro la victoria en la milla ese día. Corrió con un tiempo de 3:59:40 siendo el primer hombre en bajar de los 4 minutos.


en cuanto sólo una se atrevió a desafiar el statu quo, más de 300 personas pudieron bajar de los 4 minutos, más de 300 personas lograron lo “imposible”.

No le quiero quitar ningún mérito a la proeza conseguida por Bannister, pero lo curioso es lo que paso después. Ese mismo año que Bannister lo logró, 37 atletas más consiguieron bajar de los 4 minutos.


Y entre 1955 y 1956, 300 atletas más lograron conseguir la milla en menos de 4 minutos.


Estamos hablando de un mito que la humanidad se tardo más de 100 años en romper. Estamos hablando de una proeza creída imposible durante más de un siglo. Pero en cuanto sólo una persona lo hizo, en cuanto sólo una se atrevió a desafiar el statu quo, más de 300 personas pudieron bajar de los 4 minutos, más de 300 personas lograron lo “imposible”.


imposible lo es todo hasta que alguien demuestra que no lo era

Nuestras creencias definen nuestras acciones, definen lo que somos. Por eso siempre acertamos en lo que creemos porque siempre actuamos conforme a eso, conforme a lo que creemos posible para nosotros.


La gente solo actúa cuando cree que lo podrá conseguir, cuando cree que es posible para ellos. Nadie se pone a comer bien pensando que no va a bajar de peso o a mejorar su salud. Nadie empieza un negocio creyendo que no va a funcionar.


Puede que tengan dudas, puede que conozcan los riesgos, pero siempre hay una creencia que los hace pensar que existe la posibilidad, que por mas mínima que sean las probabilidades, puede llegar a suceder.


"siempre acertamos en lo que creemos porque siempre actuamos conforme a eso"

Siempre podemos cambiar nuestras creencias. Siempre podemos decidir cuales nos empoderan y cuales limitan nuestro accionar.


Sólo necesitas UNA prueba de que era posible. Solo necesitas que alguien demuestre lo contrario. Sólo necesitas que alguien corra la milla en menos de 4 minutos. Y ese alguien puedes ser tú.


¿Por qué no ser tú la historia de éxito de aquel negocio que empezó hace 10 años y ahora vende millones?


¿Por qué no ser tú aquella persona que se atrevió a ir por sus sueños y logro conseguirlos?


¿Por qué no ser tú el que rompe los mitos y demuestra que “imposible” tan solo existe en la mente de los demás?

Entre más grande parezca una meta, más gente te dirá que es imposible. Entre más grande sea el reto, más gente te hará dudar. Pero si alguien te dice que es imposible, lo será… para ellos. Si alguien te dice que no

se puede, serán ellos los que no podrán.


"La alternativa es no ver si era posible para ti"

Podrás creer que será muy difícil, porque lo será. Podrás creer que tomará mucho tiempo, y lo más probable es que así sea. Pero debes creer que es posible que, aunque todo esté en tu contra, aunque nadie más crea en ti, existe la posibilidad, por más mínima que sea, de que suceda. Debes creer que si haces las cosas bien durante un periodo de tiempo va a ocurrir.


De no hacerlo, nunca lo intentarás. De no creer que es posible para ti, nunca comenzarás. Y de no comenzar, si te aseguro algo, será imposible conseguirlo… para ti.


Será difícil… si.


Tomará tiempo… si.


Tendrás que hacer sacrificios… si.


Pero la alternativa es no intentarlo. La alternativa es no ver si era posible para ti.


¿Qué vas hacer? ¿Qué vas a creer?

0 vistas