Enamórate de cada parte del proceso, esto es para siempre.

Actualizado: 11 de abr de 2019


Queremos todo.


Queremos ser millonarios, pero no queremos perdernos una serie en Netflix.


Queremos tener cuadritos, pero no queremos dejar de tomar alcohol.


Queremos subir de músculo, pero no queremos subir un gramo de grasa al hacerlo.


Cualquier objetivo, ya sea físico, espiritual o de cualquier otra índole, va de la mano de un proceso. Va de la mano con algunos aspectos que no nos van a agradar tanto, pero son indispensables para conseguir el resultado final. No se trata de evitarlos, se trata de aceptarlos y aprender a enamorarnos de ellos.


Sea cual sea el cambio, debemos aprender a enamorarnos de nosotros mismos.

(Me voy a meter solo en la parte física ya que es una página de ejercicio 😅, pero podríamos hacer un artículo de cada uno de ellos.)


Cuando buscas bajar de peso y de grasa, lo más probable es que pierdas algo de músculo y tu rendimiento físico disminuya.


Cuando buscas subir de músculo, seguramente vas a subir de grasa también, pero tu fuerza va a aumentar.


A lo que quiero llegar, es que no importa el objetivo, habrá cosas que no nos gustan, pero debemos aprender a lidiar con ello.


Debemos enamorarnos de nosotros mismos en cada parte del proceso.


Debemos hacerlo cuando estemos más delgados, pero perdamos fuerza.


Debemos hacerlo cuando desaparezcan esos cuadritos, pero logremos cargar más peso que antes.


Debemos hacerlo cuando perdamos músculo, pero aguantemos corriendo más que nunca.


No hay nada más cierto en el futuro que el cambio. Hagas lo que hagas, tu cuerpo va a cambiar. Ya sea por lo que estás comiendo, haciendo de ejercicio, o simplemente por la edad, van a haber cambios físicos.


Sea cual sea el cambio, debemos aprender a enamorarnos de nosotros mismos. No significa que no haces nada al respecto, significa que aceptas esta parte del proceso y ajustas conforme lo que vas viendo.


Este tan solo es un pequeño recordatorio para que se dejen de castigar si comen mal un día.


Para que no se enojen con ustedes mismos si no entrenaron como querían o no tuvieron el tiempo.


Para que vean que esto es a largo plazo, es para toda la vida, y lo único que podemos hacer es intentar mejorar cada día un poco más.


Con todas nuestras imperfecciones, con toda la flojera que tenemos algunos días, lo único que podemos hacer, es dar un solo paso más.


Intenta, falla, aprende y sólo da un paso más.



122 vistas