Fibras musculares

¿Alguna vez has notado como generalmente los que corren maratones no pueden hacer ejercicios de fuerza como box jumps y los que hacen puras pesas se fatigan rápidamente al hacer cualquier tipo de ejercicio cardiovascular?


Esto se debe a que cada persona entrena distintas fibras musculares adaptándose al tipo de ejercicio que realizan. Existen 3 tipos de músculos, pero los que nos interesan son los músculos esqueléticos ya que son los que están a cargo del movimiento de los huesos.


Los tipos de músculo son:

  • Músculo Cardiaco: responsables del funcionamiento del corazón.

  • Músculo Liso: funcionamiento de los demás órganos.

  • Músculo Esquelético: el movimiento de los huesos.


Los músculos esqueléticos están compuestos por 2 tipos de fibras musculares, el segundo tipo dividido en dos. Están determinadas por su tamaño, color, fuerza, velocidad de contracción y energía generada.


Los 2 tipos de fibras son:

Fibras Tipo I (Fibras Lentas)Son pequeñas fibras musculares con una velocidad de contracción baja que producen una cantidad de energía baja cuando se contraen. A pesar de no generar tanta energía, este tipo de fibra es altamente resistente a la fatiga lo cual les permite estar activos por largos periodos de tiempo. Es decir, son las fibras utilizadas en ejercicio de bajo impacto, pero larga duración como caminar o correr.



Fibras Tipo IIa (Fibras Intermedias)

Estas fibras, un poco más grandes que las anteriores, suelen usar una combinación de oxígeno y glucosa como energía. Esta combinación les permite tener una contracción más rápida y producir más fuerza, pero sin la resistencia de las fibras anteriores. Por lo que son las fibras utilizadas en ejercicios más intensos y moderados en tiempo como correr una milla, natación y bicicleta por una corta distancia.



Fibras Tipo IIb (Fibras Rápidas)

Son las fibras más largas y grandes. Su principal Fuente de energía es la glucosa produciendo la contracción más rápida y la mayor cantidad de fuerza generada. Estas fibras se fatigan rápidamente durando de 15 a 30 segundos. Ejercicios como levantamiento de pesas y sprints son los que activan este tipo de fibras.



Al hacer cualquier ejercicio, las fibras se activan de menor contracción a las de mayor contracción para usar la cantidad de energía necesaria para cada tarea y no fatigar los músculos rápidamente. Cada persona tiene un tipo de fibra predominante haciéndolos más efectivos para distintos ejercicios. De acuerdo al entrenamiento que hagas, entrenas los distintos tipos de fibras y los vuelves más resistentes y fuertes.

Como vimos en ¿Por qué crecemos?, al hacer pesas las fibras musculares se rompen. Posteriormente, se recuperan formando fibras más duras y resistentes y ahí es cuando aumentamos la masa muscular. Una vez que las fibras se acostumbran, necesitan más resistencia para romperse, repetir el mismo ciclo y hacerse cada vez más fuertes y resistentes.

276 vistas