tips para bajar de peso

Lo hemos oído todo, en especial las mujeres. La dieta de la manzana, donde solo comes manzanas y agua durante un día, la dieta de la luna, donde ayunas por 26 horas cuando es luna llena o nueva, o la dieta del sacrificio donde debes tirar a una virgen a un volcán mientras bebes sangre de borrego (no existe, pero solo les falta inventar esas mam….) son solo algunas de las locuras en las que hemos caído para bajar de peso.


Las moditas y objetivos no realistas provocan que realicemos este tipo de dietas que además de no ser sostenibles, nos hacen daño. Bajar de peso no debería ser tan complicado y tampoco algo de 3 semanas donde bajas unos kilos, pero te sientes fatal todo el día, sin energía y lo vuelves a subir a las 4 semanas. Bajar de peso es un proceso, que por momentos puede ser difícil al cambiar nuestros hábitos, pero haciendo una que otra variación en nuestro día a día debemos ver resultados.

Estos tips están enfocados para las personas que no les interesa hacer un régimen alimenticio, pero si quieren bajar de peso. Son consejos que todos podemos aplicar, y no solo bajar de peso, sino mejorar nuestra salud. Estos son los tips para bajar de peso:




Toma agua


Así es, algo tan sencillo como tomar agua te ayudara a bajar de peso. ¿Nunca les ha pasado que acaban de comer y como a la hora sienten que les vuelve a dar hambre? El cerebro no es capaz de distinguir cuando tenemos hambre y cuando tenemos sed, por lo que, cuando sientes que esas papas son lo que tu cuerpo necesita para que amarren las carnitas de la tarde, mejor tomate un vaso de agua y checa realmente si tenías hambre o tan solo era sed. Por esta razón, te recomiendo siempre tener esa botella de agua a la mano y mantenerte hidratado sin caer en la trampa del hambre.


Camina


Obviamente mi consejo siempre va a ser que hagan ejercicio al menos 5-6 veces a la semana. La Organización Mundial de la Salud recomienda al menos 300 minutos de ejercicio a la semana, es decir, una hora 6 días a la semana.  Pero estoy consciente de que no siempre tenemos el tiempo o en ocasiones no tenemos nada de ganas. Por esta razón, no les voy a decir que vayan al gimnasio diario o que se echen 10km trotando, pero hay algo muy sencillo que pueden hacer todos los días, CAMINAR.

Trata de caminar para llegar al trabajo, trata de darte un break de la oficina y caminar durante 10 minutos, trata de darte una vuelta después de comer y no te sientes en la computadora sin darle oportunidad a tu organismo de digerir lo que traías en el “tortafolio”. Antes de darte cuenta habrás caminado al menos 40-60 minutos al día. Créeme que vas a sentir la diferencia de hacer estas caminatas de 10 minutos durante el día que estar sentado frente a la computadora horas y horas.


"Pequeños cambios en nuestros hábitos son la clave para bajar de peso."

El mejor tip que he recibido de alguien para bajar de peso es preguntarte en cada oportunidad: ¿qué haría alguien delgado en esta situación? o ¿puedo hacer algo en este momento que me ayude a alcanzar mi objetivo de perder peso? Si la respuesta es “caminar” o “sí”, échate esas escaleras o esa caminata de 10 minutos en lugar de tomar el coche, tu cuerpo y tu salud te lo van a agradecer.




Date tus gustos… de vez en cuando


Yo sé… es viernes, y como le dices a tus compañeros Godínez que vas a faltar a los tacos de canasta. Esta tradición milenaria no puede ser traicionada fácilmente. Es solo comparable con la ceremonia preliminar a cualquier partido de la Champions League. Pero si te los vas a dar, trata de que solo sea los viernes o un día a la semana. No por haberte dado esos tacos el viernes te dejes ir como gorda en tobogán todo el fin de semana.

Intenta tratar estas comidas como un premio, y solo dátelas cuando realmente te las merezcas. Me podrás mentir a mí y a todos los demás, pero solo tú sabes si el esfuerzo de toda la semana justifica esa birria. Checa cómo aplicar estas comidas en “CHEAT MEALS: ¿buenas o malas?” y obtén los mejores resultados.  




Colaciones


Son las 3 de la tarde, y sientes ese rugido que indica que es momento de dejar esa hoja de cálculo y debes ir a comer. No has comido nada desde el desayuno, y sientes que te anda dando algo. La promoción de alitas es algo que no podemos rechazar los jueves, que además de cuidar nuestra cartera, nos estamos saboreando desde el domingo. Llegaron las alitas, traes un hambre de perro y atacas como si no hubiera un mañana. Solo se ven los huesos volar uno tras otro, hasta que te cuesta trabajo respirar, empiezas a sudar frio y te da el peor mal del puerco que has sentido jamás. Y solo puedes pensar en la razón de no haberte dado tu colación, esos rollitos de pavo con aguacate para no llegar con tanta hambre.

La colación es esa comida que nos damos entre las comidas más importantes, es decir, si desayunas algo a las 8-9 la colación seria a las 11-12. Y la colación de la tarde, que generalmente debes hacerla 3 horas después de la comida, como a las 6-7 de la tarde. La única razón de comerte la colación, es no llegar con tanta hambre. La idea de que acelera tu metabolismo y quemas más grasa es mentira. Estudio tras estudio ha demostrado que tu metabolismo no cambia si haces 3 o 6 comidas al día, pero si te pueden ayudar a sentirte más lleno y no comer de más en las comidas principales. Por esta razón, échate esas almendras o ese sobre de atún y no quieras comerte hasta el plato en tus comidas principales.




Comer mucha fruta no te hace más sano, te hace más gordo


Pinches comerciales de gobierno luego nos dan en la madre. No sé a quién fue el genio que se le ocurrió decir que necesitábamos 5 frutas al día. Ni las mentiras como, “te juro ya me tome la pastilla” ha sido tan dura. Ahí tienes a la persona preguntándose si fue el espíritu santo o por que no baja de peso si se está echando 5 frutas al día.

No, no estoy diciendo que dejes las frutas por completo, pero échense una o dos al día, dependiendo de cuanto ejercicio hagan. Nuestro cuerpo convierte las frutas en glucosa, una fuente de energía. La glucosa que no se utiliza se convierte en glucógeno, una reserva de energía, pero tenemos una capacidad limitada de glucógeno, por lo que el glucógeno que no se utiliza se convierte en grasa. Así que, todo el azúcar que viene de las frutas se convierte en grasa si no lo quemamos haciendo ejercicio o alguna otra actividad.

Por eso, quítense la idea de comer tanta fruta. Si se les antoja algo dulce, si es preferible darte esa manzana o ese plátano en lugar del muffin, pero evita comer tanta fruta. No da los resultados que nos prometieron para bajar de peso.



Trata de evitar jugos y refrescos


No seas mamo… no te diste esa coca de litro y medio porque se te bajo el azúcar o la presión. La Coca-Cola es vida, lo sé, y probablemente uno de los hábitos que serán más difíciles de dejar. Cada mexicano consume en promedio 163 litros de refresco al año lo que equivale a más de una lata al día. El promedio mundial es de 22.2 litros. Es decir, nos estamos pasando de ve…


Creo que no tengo que entrar mucho en detalle de por qué debemos reducir el consumo de refresco. Son muchísimas calorías sin ningún aporte nutricional. Si de verdad no te puedes quitar la ansiedad, trata de limitar el consumo a una sola lata al día, y de preferencia que sea light. Ya sé, me van a mentar la madre por lo de los refrescos light, pero yo si he notado que me afectan menos. Si ustedes no, pues dense el normal pero lo menos posible.


En conclusión, bajar de peso no requiere que comas lechuga en cada comida con una guarnición de aire 6 veces al día. Son pequeños cambios en nuestros hábitos repetidos constantemente. La constancia es la clave para alcanzar todos nuestros objetivos.


Si llegas a ver que te estancas en algún momento, analiza que habito puedes cambiar o agregar para seguir bajando de peso sin sufrirla. Así que, échate tu vaso de agua, yo me voy a dar mi caminata. 

20 vistas